Taller de pantalones de damas shorts con sus patrones paso a paso

Como todos sabemos, el origen de la ciudad contribuyó enormemente a la apariencia de la ropa durante las etapas manual y espontánea: el desarrollo de la vida urbana, la riqueza de la burguesía y el reconocimiento social y la búsqueda que siguió.

La competencia con la aristocracia, la reactivación del comercio urbano y el lujo de los bienes de lujo, y el lujo de la corte como centro para mostrar y promover la moda y los métodos … solo motivan ciertos aspectos de la demanda humana para expresarse a través de la fantasía y la imagen. Innovación Personalidad.

Una de las consecuencias del origen de la ciudad fue el desarrollo de asociaciones o fraternidades de artesanos. Estas compañías agrupan a aquellos artesanos que trabajan en la misma industria en algunos lugares. Su propósito es defender los intereses profesionales y la asistencia mutua. Una característica de la vida de los ciudadanos medievales era la independencia en la producción, sin restricciones de ningún poder solemne, convirtiendo al artesano en su propio dueño, sin más obligaciones que el consejo impuesto a todos sus vecinos.

En el siglo XIV, cuando el gremio de artesanos se desarrolló y ganó poder, no existía una comunidad legal sin permiso, ya fuera un rey, señor, príncipe, abad, sheriff o alcalde del área donde pretendía establecerse. Por todas estas razones, los sindicatos son asociaciones bien conocidas en las ciudades europeas: tienen sus propios estatutos y privilegios, y se destacan en las ceremonias públicas por sus trajes especiales, así como insignias y banderas.

Tienen derecho a asistir a reuniones comunitarias y discutir sus intereses. Los artesanos que trabajan en la misma industria habitualmente viven en la misma área de un pueblo o ciudad, o incluso en la misma calle. Los nombres de muchas calles de París y otras ciudades europeas dan fe de esta costumbre, que todavía se encuentra parcialmente en ciudades de Alemania e Italia.

2 Comments

  1. Clara Hernández agosto 28, 2019
  2. Eda Judith Pacheco septiembre 30, 2019

Leave a Reply